evento upango murcia ecommerce b2bevento upango murcia ecommerce b2b

Graph QL

6 lectura mínima
« Volver al índice del diccionario

GraphQL es un lenguaje de consulta para APIs (Interfaces de Programación de Aplicaciones) que fue desarrollado por Facebook en 2012 y posteriormente abierto al público en 2015. A diferencia de las API REST tradicionales, donde los clientes deben hacer múltiples solicitudes para obtener datos específicos, GraphQL permite a los clientes solicitar solo los datos que necesitan y nada más.

Aquí hay algunos conceptos clave relacionados con GraphQL:

  1. Esquema (Schema): En GraphQL, se define un esquema que describe todos los tipos de datos que están disponibles y las relaciones entre ellos. Esto proporciona una estructura clara para las consultas y las mutaciones (modificaciones de datos) que los clientes pueden realizar en la API.
  2. Consultas (Queries): Los clientes pueden realizar consultas GraphQL para solicitar datos específicos. Una consulta GraphQL se parece a la estructura de los datos que el cliente desea, y el servidor responde con los datos solicitados en el mismo formato que se solicitó.
  3. Mutaciones: Además de las consultas, GraphQL permite a los clientes realizar mutaciones para modificar datos en el servidor. Las mutaciones se utilizan para crear, actualizar o eliminar información.
  4. Tipos de Datos (Types): En el esquema GraphQL, se definen tipos de datos como objetos, escalares y enumeraciones. Estos tipos describen la forma y la estructura de los datos disponibles en la API.
  5. Resolvers: Los resolvers son funciones que se encargan de recuperar los datos solicitados en una consulta GraphQL. Cada campo en el esquema tiene un resolver asociado que se ejecuta para obtener los datos correspondientes.
  6. Introspección: GraphQL admite la introspección, lo que significa que los clientes pueden consultar el esquema de la API en tiempo de ejecución para conocer los tipos de datos disponibles y sus relaciones. Esto facilita la autodocumentación de la API.
  7. Flexibilidad: Una de las principales ventajas de GraphQL es su flexibilidad. Los clientes pueden pedir exactamente los datos que necesitan, lo que reduce el exceso de datos transmitidos por la red y mejora la eficiencia de las aplicaciones.
  8. Versionamiento: GraphQL no requiere versiones diferentes de la API, ya que los cambios en el esquema se pueden manejar de manera más granular y con retrocompatibilidad, lo que evita la proliferación de versiones de la API.

GraphQL se ha vuelto cada vez más popular en el desarrollo de aplicaciones web y móviles debido a su capacidad para proporcionar a los clientes un control preciso sobre los datos que solicitan, lo que puede mejorar el rendimiento de las aplicaciones y simplificar el desarrollo de la API.

Además, GraphQL proporciona una descripción precisa de los datos disponibles en la API. A su vez facilita la evolución de la misma a lo largo del tiempo sin romper la compatibilidad con los clientes existentes.

GraphQL vs REST: Diferencias

GraphQL y REST (Representational State Transfer) son dos formas diferentes de diseñar y exponer APIs. A continuación, vemos algunas de las diferencias más destacadas entre GraphQL y REST:

  1. Estructura de datos: REST utiliza endpoints predefinidos y recursos para representar datos, mientras que GraphQL utiliza un solo endpoint para todas las consultas y permite a los clientes especificar exactamente qué datos necesitan en cada solicitud.
  2. Flexibilidad: GraphQL es más flexible que REST porque permite a los clientes obtener solo los datos que necesitan en una sola solicitud, mientras que en REST, los clientes deben hacer múltiples solicitudes para obtener datos de diferentes endpoints.
  3. Documentación: GraphQL proporciona una descripción precisa y auto-documentada de los datos disponibles en la API, mientras que en REST, la documentación suele ser creada manualmente y puede ser menos precisa.
  4. Evolución: GraphQL facilita la evolución de la API a lo largo del tiempo sin romper la compatibilidad con los clientes existentes, ya que los clientes pueden solicitar solo los campos que necesitan en cada momento, mientras que en REST, los cambios en la estructura de la API pueden afectar a todos los clientes.

¿Cuál elegir?

La elección entre REST y GraphQL depende de varios factores, como la complejidad de los datos, la escalabilidad, la flexibilidad y las necesidades específicas del proyecto.

Utilizaremos 2 casos de uso como ejemplos:

En el caso de las aplicaciones de comercio electrónico, REST es una opción popular y adecuada porque suele manejar datos estructurados y limitados que se pueden representar fácilmente como recursos y operaciones CRUD (Create, Read, Update, Delete) en la API. Además, REST es altamente escalable y puede manejar grandes volúmenes de transacciones.

Por otro lado, GraphQL se destaca en proyectos que involucran múltiples fuentes de datos y consultas complejas, ya que permite a los clientes obtener solo los datos necesarios y evitar la sobrecarga de la red y del servidor. Además, GraphQL es altamente flexible y permite a los desarrolladores evolucionar la API sin interrupciones y agregar nuevos campos de datos en tiempo real.

Visita la web oficial de GraphQL

« Volver al índice del diccionario