fbpx "/>

Rotura de stock

Conecta Software
Por Conecta Software
4 lectura mínima
« Volver al índice del diccionario

Una de las situaciones que pueden comprometer con una mayor agresividad nuestra la estabilidad de nuestro negocio es una mala planificación de nuestro inventario.

Llevar a cabo una planificación óptima y controlada sobre todos los productos que tenemos en nuestros almacenes es básico no solo para mejorar el funcionamiento de nuestro negocio. Sino también para asegurar una correcta experiencia de usuario. Además de minimizar en todo momento uno de los grandes riesgos en la gestión de cualquier almacén: las roturas de stock.

¿Qué es una rotura de stock?

Una rotura de stock es la situación que se produce en el momento en el que un cliente desea comprar un producto que, aparentemente, está disponible. Pero que, en el momento de preparar el pedido, no disponemos del stock suficiente como para materializar el pedido. Nos encontramos, por tanto, ante una demanda no satisfecha.

En otras palabras, una rotura de stock se produce siempre que una demanda no queda satisfecha y no somos capaces de resolver la necesidad de nuestro cliente.

Las causas de la rotura de stock

Principalmente, son cuatro los escenarios que nos encontramos a la hora de identificar el origen de una rotura de stock:

  1. Una mala planificación de nuestro inventario: La falta de perspectiva de los flujos de compra pueden provocar una mala planificación en la gestión de nuestro inventario. Para prevenirlo, es esencial conocer a la perfección cuáles son los hábitos de compra de nuestros clientes.
  2. La gestión de nuestros proveedores: La relación con los proveedores es otro de los elementos clave que determina de manera directa las existencias de nuestro inventario. Una falta de comunicación entre empresa y proveedor puede provocar que planificamos una serie de unidades en nuestro almacén, las pongamos a la venta, y la recepción se derive más de la cuenta. No siendo posible abastecer la demanda.
  3. Comunicación entre departamentos: Una comunicación directa y fluida entre todos los equipos que componen nuestra empresa es esencial para evitar cualquier imprevisto con nuestro negocio.
  4. No disponer de una solución tecnológica adecuada: Herramientas como Conecta HUB te permiten tener en todo momento el control tanto de tu inventario como de tus niveles de stock. Ofreciéndote la opción de activar alertas cuando una selección de referencias presenten un nivel inferior a un valor en concreto. Ofreciéndote una amplia perspectiva sobre cuál es el estado actual de tus almacenes para ponerte en contacto con tus proveedores siempre que sea necesario. Reduciendo al máximo el riesgo de sufrir una ruptura de stock.

Las consecuencia de una rotura de stock

  • Pérdida de clientes: Nos encontramos inmersos en un contexto único, en el que la experiencia del cliente es fundamental. Perder un cliente por una mala planificación de nuestro stock es una mala noticia para cualquier empresa.
  • Pérdida de credibilidad: Fidelizar a un cliente es mucho más complicado que captar uno nuevo. En el momento en el que el cliente no confía en nuestro servicio, recuperar su confianza puede convertirse en una misión imposible. En un escenario con tantos competidores como el actual, cuidar de cada uno de ellos es fundamental.
  • Desmotivación interna: En la mayoría de los casos, una rotura de stock es consecuencia de la falta de comunicación entre los equipos o los proveedores, tal y como ya hemos mencionado previamente. Ante esta situación, es posible que se produzca una pérdida de motivación entre los integrantes de un equipo en concreto. Determinando de manera directa el rendimiento de nuestros trabajadores.
« Volver al índice del diccionario